5 ERRORES QUE COMETEMOS CON EL POLLO

1. Descongelar mal

Para evitar una posible intoxicación, lo mejor es colocar la carne congelada en una bolsa de plástico con cierre hermético y sumergirla en agua fría. Ve cambiando el agua para que esté siempre fría. Un proceso más rápido y que previene posibles intoxicaciones.

2.Lavar los filetes

El motivo –señala la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), Según la propia organización, lo que hacemos realmente al lavarla es aumentar la probabilidad de que las bacterias se extiendan por la cocina.

3. Darles muchas vueltas

Al estar continuamente en movimiento, se interrumpe la caramelización y el flujo de jugos. Si la dejamos más tiempo, conseguiremos que la carne desarrolle esa maravillosa capa dorada que hace que esté tan buena. Para saber cuándo tienes que darle la vuelta, inserta una espátula por debajo, si el pollo está pegado es que no está listo.

Consejo adicional, no aplastes la carne para que se haga más rápido y darle la vuelta antes, porque perderá sabor.

4. Llenar de carne la sartén

Cuando se cocina el pollo, es importante dejarle espacio en la sartén para que “respire”, es decir, que deje escapar el vapor y así no se moje y evite dorarse.

5. Poner la carne antes de tiempo

La mayoría de los errores que solemos cometer es por no tener término medio. Por un lado, hay gente que pone la carne cuando la plancha aún no está suficientemente caliente para que se empiece a hacer, ya que si no te arriesgas a cocer la carne.

Por otra parte, es posible que sobrecalientes la plancha. Cuando eches la carne, por fuera parecerá que está al punto mientras que por dentro aún no estará del todo hecha. Un termómetro de carne nos puede ser muy útil para garantizar que el interior está a la temperatura óptima, y también para evitar obtener un filete muy seco, que es el mayor error que se puede cometer cuando tengamos que servir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *