Tips para cocinar nuestras morcillas y chorizos

Las morcillas y chorizos también pueden usarse para elaborar y complementar otros platos, por ejemplo, si las deshacemos podemos usarlas como acompañamiento para pasta, para hacer revueltos o rellenar empanadas entre muchas mas. Incluso se utiliza para la elaboración de cremas y patés para untar. La morcilla y el chorizo tienen un sabor tan especial que queda perfecta en casi cualquier plato.

en el caso de la morcillas, para freír cortada en rodajas si así lo deseas, y quieras que no se te deshaga, ni que se le encoja la piel, deberás pasar antes de freír la morcilla, por un poco de harina. La mejor forma, es meter las rodajas cortadas en una bolsa de plástico, en la cual hayas introducido harina, y después de hinchar la bolsa, remover suavemente para que la morcilla coja la harina que necesite.

En el caso de los chorizos recuerda que poseen mucha grasa, por eso no les agregues aceite o cualquier otra fuente de grasa. Estos son más fáciles de cocinar y si deseas los puedes cocinar en agua o cerveza, ponerlos al horno o en una sartén a la plancha, también son otras opciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *